Rumbo a Punta Arenas, Chile.

En pleno julio abandono Roma con 36º rumbo a Punta Arenas, ciudad que no solo está en el hemisferio sur, y por lo tanto en invierno, sino que se trata de uno de los lugares más australes del planeta. Es la capital de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena.

Estrecho de Magallanes

Estrecho de Magallanes

Después de más de 24 horas de viaje, hay que contar dos escalas y la diferencia horaria (6h menos en verano), llego a Punta Arenas vía Santiago de Chile. Los campos alrededor de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional Carlos Ibáñez están completamente nevados y en el momento de poner un pie en la calle el termómetro apenas sobrepasa los 0º, aunque la sensación térmica es bastante menor. Durante el vuelo he pasado del calor sahariano a un invierno de esos que en España los telediarios calificarían de ‘lengua de frío polar’. Por suerte no hace viento (aquí las ventiscas pueden sobrepasar los 120 km/h), eso sí, el cielo está gris.

paisaje árboles

Con todo, las condiciones meteorológicas no deben asustarnos. Pensemos que estas tierras han atraído a navegantes, conquistadores, comerciantes, científicos…, hombres y mujeres aventureras que desafiaron la naturaleza para buscar nuevas expectativas de vida. Y es comprensible. Punta Arenas y sus alrededores gozan de unos parajes increíbles todavía salvajes en la mayoría de los casos. La zona es muy atractiva para los amantes del turismo natural y los viajes de aventura.

Bandera Punta Arenas

La Región tiene bandera e himno propios.

Para ubicar dónde estamos dejo este vídeo de mi experiencia por el extremo sur del planeta. Se trata solo de una introducción, eso sí, una introducción con receta incluida.

 

¿Te ha gustado el asado al palo del Tío Chito? Es un maestro y aquí puedes encontrar muchos sitios donde degustar esta exquisitez patagónica. Además ¿te gustaría ver la mayor comunidad de pingüinos? ¿Navegar entre los fiordos antárticos? ¿Otear ballenas? ¿Y dormir junto a un glaciar?

Todo esto y mucho más puedes hacer en este lugar. En los siguientes post explicaré cómo llegar hasta aquí, de qué manera organizarte y qué hacer durante tu viaje.

 

 

4 pensamientos en “Rumbo a Punta Arenas, Chile.

  1. Los paisajes son preciosos y la verdad es que el estrecho de Magallanes parece como muy misterioso. La foto del muelle es impresionante con los pingüinos, me encanta!. A pesar del frío, dan ganas de ir de viaje a este lugar. Deseando ver más vídeos. Por cierto, para los que no comemos carne, el tío Chito podría pinchar un pescado en el palo!

    • Cande, no te preocupes porque aquí hay muchísimo marisco. De hecho un día comimos chupe de centolla, aquí se llama centolla macho o hembra. Se trata de un cacito con las mollas de la centolla con pan rallado, cebolla y parmesano, todo gratinado al horno. Las almejas son espectaculares y los mejillones también y el pescado impresionante. Piensa que Chile exporta mucho pescado y el fresco que se queda aquí está muy rico. Estos días comí un guiso de mero, rape a la plancha, empanadas de queso y gambas, de queso y maíz… De hecho me voy con algún quilo de más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s